Un concierto de rock duro o metal siempre sabe distinto cuando se trata de una sala tan “íntima” como Rocksound, y el evento vivido con estas dos bandas que presenciamos el pasado lunes 9 de febrero fue muy pero que muy interesante. Principalmente mi motivación venía por el apego que le tenía tras varias escuchas al trabajo primogénito del dúo de alemanes Mantar llamado “Death By Burning” y que nos acerca a un sludge metal con tintes clásicos y contundentes que te dan en toda la cara. Esta banda formada hace 3 años solamente se hizo un hueco con su debut en lo mejor del 2014 y realmente era merecido. Su “sold out” no sorprendía a muchos, pero teniendo en cuenta la pequeña sala y que solo se pusieron a la venta un número de entradas reducido era de comprender que el miedo a estar como una lata de sardinas se quitó a cambio de un placentero espacio vital para cabecear.

Es por esto que no nos podíamos perder como transmitirían la fuerza de su disco encima del miniescenario de Rocksound donde prácticamente las bandas hacen sus bolos a la altura del público separados por un pequeño escalón. Esto más que ayudar hace que el evento sea poco apreciado, ya que me tiré más de la mitad del concierto de puntillas para ver cómo Erinc daba sus baquetazos bajo una luz verde que le hacía parecer un “Hulk” de lo más cabreado. Pero es el carisma de Hanno a la guitarra con la distorsión más grave que se puede tener para suplir con creces la necesidad de bajo, saliendo de él la voz más desgarradora, los riffs más rompecuellos y la base rítmica más conjuntada. Además del protagonismo de Hanno porque hace de tres en uno, podíamos apreciar que sus movimientos trasmitían un gran poder persuasor digno de frontman, caldeando el ambiente hasta el clímax final.

Mantar

Mantar

Con media hora de retraso los de Hamburgo iniciaron la noche con un sonido bastante malo presentando mucho protagonismo en la batería y apenas se escuchaba la voz. Pero esto solo fue una pequeña piedrecita en la montaña atronadora que nos ofrecieron tras arreglar bastante rápido la parte técnica del sonido, siendo a partir de la segunda canción y haciéndonos en poco menos de tres estar dando lo mejor de nosotros. Y es que el rock oscuro y pesado se nos metía en la cabeza y hacía que nuestro cuerpo se flexionara adelante y atrás. Por nuestra cabeza pisaron zapatillazos como “Cult Witness” y su riff LedZeppinero (me recuerda muchísimo a “Immigrant Song”, solo falta el gritito), “Astral Kannibal“ y su Doom desde el mismísimo infierno, “Into the Golden Abyss” con sus tintes black metal nórdico y su grito de guerra antes de empezar la canción, y por supuesto “White Nights” que hace que subas hasta el cielo del metal.

Hanno - Mantar

Hanno – Mantar

La dirección de bandas como esta o los aclamados Kvelertak nos dan unos aires frescos al rock metal actual con un cariz muy directo y muy creado para la conjunción banda público, algo que se notó en este gran bolo. Incluso tuvimos la oportunidad de ver al otro dueto de la noche, Bölzer, como se dignarona a hacer una colaboración antes de subir al escenario para mostrar el black metal más oscuro. Tras una hora y poco de concierto y tras una breve pausa para ver el merchandising donde pudimos compartir impresiones con Mantar, comenzaba el que para muchos era el cabeza de cartel. También desde hace Alemania, los chicos de Bölzer, dúo formado por KzR a la guitarra y voz y HzR a la batería hicieron las delicias de los Blackmetaleros más profundos, y tan black, ya que subieron al escenario sin iluminación, creando un efecto curioso los flashes de la gente de vez en cuando, dando un toque más tétrico si cabe. De los de Zurich no he tenido la oportunidad de empaparme de su trabajo, pero tras alguna escucha de SOMA de un black/death metal técnico para el cual no puedes llevar en tu vestimenta nada que sea más claro que el carbón. Presenciamos algo más de la mitad del concierto, que por razones ajenas a nosotros no pudimos presenciar hasta el final. Comentar solamente que ofrecen una apuesta interesante respecto al formato y curioso respecto a la música, pero por desgracia aquí influyen gustos propios y este no es mi terreno. Sin embargo si eres de los de la cruz invertida no dejes de echarles un oído y si tienes la oportunidad un vistazo.

Una noche de lunes diferente donde ampliamos una vez más la lista de conciertos del año.

Saludos