7.5
Nuestro veredicto total "Bueno"

crown of phantoms

 

 

 

· Artista: Chimaira (Cleveland, Ohio, EEUU) · Album: Crown of Phantoms · Sello: E1 Music · Estilo: Groove metal/metalcore · Salida: 30 de Julio de 2013

 

No hace falta presentación para uno de los grandes del metal de nuestro tiempo, ellos tienen parte de león, parte de dragón y parte de macho cabrío, y no han sido destruidos por ningún caballo alado. Su poder destructivo es ya casi mitológico, así han llegado hasta nuestros días creando una y otra vez trabajos redondos. La mente inquieta de su actualmente único miembro inamovible, Mr Mark Hunter, es el corazón de todo este proyecto que como su propio nombre nos hace pensar en todas las partes de la que esta formada esta quimera, en este caso con una formación totalmente nueva para este álbum a excepción de él. La banda que se ha encargado de realizar “Crown Of Phantoms” son:

  • Mark Hunter: voz
  • Matt Szlachta: guitarra (Dirge Within)
  • Jeremy Creamer: bajo (Daath)
  • Emil Werstler: guitarra (Daath)
  • Sean Zatorsky: teclados (Daath)
  • Austin D’Amond: batería (Bleed the Sky)

Sin embargo la esencia Chimaira es evidente y nos hace ver quién es el auténtico artífice. Mark tiene una fórmula bien aprendida, funciona, y dentro de ese metal que juega con un groove y un trash muy personal y el cual pesa en lo mas hondo de la banda y le ha hecho grande, se atreve a dar pequeñas vueltas de tuerca en su sonido, buscando en ocasiones con los teclados atmósferas de película de terror a lo White Zombie (quizás algo influenciado por la nueva formación de la mayoría de su nuevo equipo “Daath”) y que les da ese toque black metal a algún tema.

Pocas pegas para Crown of Phantoms, con temas tan redondos como los tres que nos abren el álbum a bocajarro, The Machine, No Mercy con su groove y estribillo demencial y revienta cuellos, y All That’s Left is Bloodsu single de presentación que nos pide mirar al cielo nada más empezar para ver la que nos va a caer, un riff demencial con bombo para dejarte sin respiración. I Despise recoge la esencia de la banda en un solo tema, breakdowns como solo ellos saben realizar, ralentizando el tiempo para que la bajada de cuello sea más dolorosa. Una de mis favoritas es la que viene a continuación, Plastic Wonderland, con ese inicio progresivo que te explota. Interesante como siempre han sabido combinar la potencia del tema sin tener que dar le velocidad a la composición, aguantando el ritmo y la tensión. Respiramos con The Transmigration y sus monjes metaleros dándonos el salve, aprovechamos para comernos una yema de Santa Teresa para reponer fuerzas y volver a la carga con Crown of Phantoms su tema homónimo, el cual nos da un impresionante cambio de tercio justo a a mitad del tema con un punteo sobre riff que hace el tema muy muy redondo, con final de película. Spineless nos trae un thrash rápido con momentos ambientales de teclado que recuerdan bastante a Rob Zombie. Más caña con Kings of the Shadow World y más groove con breakdown. Es un tema largo y envolvente, sabiendo llegar a partes de tu cerebro para hacerte cosquillas, y eso es lo que les hace ser grandes. Wrapped in Violence vuelve a traerme a la cabeza aquellas pelis de terror de serie B de los 80 con el toque del teclado atmosférico a lo “Historias de la Cripta” aunque algo más contundente claro, dejando paso al tema que cierra el álbum Love Soaked Death para finalizar otro magnífico álbum de los de Cleveland.

Considero Crown of Phantoms un muy buen trabajo en su globalidad y con muchísimas partes para descubrir, aunque decir que este trabajo es superior a sus últimas tres obras y sobre todo al impresionante álbum homónimo Chimaira sería darle demasiados puntos. Tenemos un álbum más oscuro si cabe, quizás por el cambio de formación, que incluso podría oler a metal europeo lo cual da originalidad y aunque suenan a Chimaira los aires nórdicos le dan un soplo de aire fresco que puede que te guste si eres caluroso. A su vez vuelven a darle dureza a las composiciones dejando a un lado la parte más progresiva que se podía oler en The Infection o Resurrection y algo menos en The Age of Hell.Eso sí, más incrustados dentro de la primera línea de bandas que realizan metal de nuestro tiempo no pueden estar, siendo un estandarte bien grande para muchas bandas que han sido mordidos por este monstruo de tres cabezas y han quedado envenenados de su forma de entender el metal.