Un evento siempre es un evento, y ya nos resultó curioso y nos llamó para ir que el pasado 4 y 5 de Septiembre tuviera lugar en el parque de atracciones del Tibidabo de Barcelona la primera edición de un festival indefinido donde la participación de los asistentes se mezclaba con las familias que disfrutaban de esa gran noria o del precioso carrusel de uno de los parques de atracciones más antiguos de nuestro país.

A pesar de un elenco de bandas pop y rock actuales nosotros decidimos de disfrutar del segundo día para empaparnos de la banda post rock por excelencia desde Gales, Mogwai.

Principalmente tuvimos apego por tres bandas y el resto dimos un poco de margen para la prensa musical más allegada al panorama indie, cosa que nosotros no dominamos mucho. Pero como sorpresas disfrutamos de los chicos de HOUSE OF WOLVES, banda procedente de California y formada principalmente por Rey Villalobos y de cuyo apellido se da nombre a la formación. Música intimista formada por una batería y una guitarra y dando un ambiente algo depresivo en la que los payasos del parque daban el contrapunto absurdo, al igual que los presentes oyentes con su cerveza en la mano entre chavalada con cubos de nube de azúcar.

Sin embargo la impresión fue grata ya que la manera de transmitir de Rey era bastante cercana. Aún no había ni 30 personas en la plaza por lo que podíamos disfrutar de tranquilidad y vistas incomparables de toda la ciudad desde el punto más alto de la misma. Tras House Of Wolves y el primer acercamiento al recinto y la visualización de la organización general, y gracias a que además con la entrada al festival se permitía el uso de atracciones del parque, nos decidimos por darnos unos topetazos con los coches de choque…punto a favor de la tarde, ya que no teníamos ningún interés especial por el resto de participantes.

Fue posteriormente con BELAKO, banda post punk vasco desde Munguía (Vizcaya), donde se empezó a notar algo más la afluencia de gente y el calentamiento para la llegada de los cabeza de cartel. Con actitud punk, sonidos electrónicos y una formación joven, supieron caldear el ambiente y acercar un poco más al público, dando el colofón con una movida versión de Nina Simone y su Sinnerman. Seguramente pronto tendréis noticias de ellos.

centrándonos en lo que nos traía a tan curioso espacio, MOGWAI con su muro de sonido bien situado trajeron con puntualidad, sobre las 22:10, sus primeros acordes. Y estos empezaron a hacernos saber que se trataba de un sonido excelente y una cuidada valoración del setlist, con Yes! I Am a Long Way From Home seguida de la espectacular Friend of The Night. No es difícil de disfrutar de sus atmosféricos paisajes con la boca abierta mientras que la banda abría su repertorio, con un concierto que estaba incluído dentro de su gira con motivo de los 20 años que los galeses llevan sobre el escenario y nos dieron grandes temas para celebrarlo. A pesar de algún clásico que se quedó en el tintero como Fear Satan, también nos trajeron curiosidades como Teenage Exorcists donde la distorsionada voz de Stuart Braithwaite sorprendía dentro los escasos temas que tienen con vocalista, y mostrando parte de sus últimas tendencias electrónicas más cercanas a Rave Tapes. Los 90 minutos de post rock limpio y cuidado fueron disfrutados por todo el público y la ovación final fue más que merecida.

SETLIST

 

  • Yes! I Am a Long Way From Home
  • Friend of the Night
  • Summer
  • Tracy
  • Hunted by a Freak
  • New Paths to Helicon, Pt. 1
  • Rano Pano
  • Mexican Grand Prix
  • I’m Jim Morrison, I’m Dead
  • Teenage Exorcists
  • Remurdered
  • My Father, My King

Con un buen ambiente que mejor que encontrar a unos buenos samaritanos que nos ayudaron a bajar a la antigua usanza desde tan remoto paraje, el dedo autoestopista todo lo puede aún en el siglo XXI.