9.5
Nuestro veredicto total "Excelente"

NOCTEM-Exilium

 

· Artista: Noctem (Valencia, España) · Album: Exilium · Sello: Art Gates Records · Estilo: Black/Death Metal · Salida: 3 de Marzo de 2014

 

 

Por fin, uno de los estrenos patrios mas esperados del año, tercer trabajo de Noctem, con el que cierran su ansiada trilogía junto con Oblivion (2011) y Divinity (2009). Exilium ha sido el nombre elegido para dar a luz a su nueva criatura bestial en forma de cañonazo sonoro, y menudo cañonazo. Grabado en los AGR Studios de Valencia y, producido y masterizado por Daniel Cardoso, en el que han vuelto a confiar esas labores, tras su excelente trabajo con Oblivion, el quinteto valenciano vuelve a demostrar de que material están hechos, y es que, habrán cambiado de uniforme, pero no sus intenciones, ya que este nuevo album es, si es que eso era posible, mas oscuro y aún mas brutal.

Continuando con su discurso habitual sobre antiguas civilizaciones, Enuma Elish es la intro encargada de abrir el album, y al igual que el poema babilónico de mismo nombre narra el origen del mundo, ésta narra el comienzo del mundo apocalíptico que Noctem nos ofrecerá a lo largo del Lp; y es que no podía fallar la intro orquestal y operística para el comienzo de un disco de esta gente, en donde, de menos a más, la conjunción épica de instrumentos y coros consiguen ir subiendo tu adrenalina hasta enlazar magistralmente con Apsu Dethroned, el track mas loco, brutal y enfermo del disco, y, por supuesto, mi favorito; la velocidad con la que comienza, y el corto acompañamiento de los coros me parece sublime. En él, encontramos a un Beleth de voz más agresiva de lo normal, si cabe, donde parece haberse olvidado de los agudos, aunque guturales, de sus comienzos, como si el propio demonio del que saca su nombre artístico lo hubiese poseído. Unele las afiladas guitarras y delirantes de Exo y su última incorporación a las 6 cuerdas, Nekros, y la base rítmica de Ul al bajo, junto los blast-beats de su otra nueva incorporación a las filas, Vhert, hacen un tema en el que el black y el death se adueñan del momento y consiguen un ambiente oscuro de atmósfera más que mística.

Cuando aun nos estamos recuperando del anterior tema, aparece en escena Decrepit Human Kingdom, en donde encontramos cambios de ritmo entre partes lentas y otras muy aceleradas y técnicas, donde las 6 cuerdas parecen tener un batalla sanguinaria contra la base rítmica; y ahi no acaba la cosa…, y es que Namtar’s Crown, no se queda atrás, con un Beleth de voz ultratúmbica y salida desde lo más profundo del infierno, que arranca desde el primer segundo, y un doble bombo que te hace pensar que ese hombre tiene pedales en vez de piernas; cabe destacar a mitad, esa parte más “tranquila” que enlazan con un punteo bastante brutal y que seguidamente, y sin que te des cuenta, te vuelven a escupir la brutalidad del principio del tema. Finamente, y supongo que para darnos un poco de respiro, encontramos un pequeño pasaje de 20 segundos, con fondo y aire atmosférico y unas voces como salidas de un mismísimo canto gregoriano.

Como en principio parece que no hay descanso con esta banda, The Rising Horns ataca tu cavidad timpánica, golpeando brutalmente tus oídos, hasta que encontramos un corte acústico en la última parte, pero que nuevamente es sustituido por el black pagano del comienzo y que anima a hacer crecer esos cuernos, tal y como indica su título. Y cuando por fin creemos que nos dan un respiro, en Halo Of Repugnance, con una voz musical e hipnótica cual sirena, asaltan los primeros acordes con voces corales de fondo, lo cual nos depara que vamos a seguir sin descanso para nuestro cuello, demostrando la inquietud de la banda en variar y no quedarse estancados, notando cierto aire trashero a lo largo del tema, e intercalando las orquestaciones del comienzo y una parte acústica que tan bien les esta funcionando en algunos temas del disco.

Y bueno, parece que por fin si que hay un respiro, y es que Egregor es el interludio en toda regla del disco, centrado en la acústica y en las voces corales tan bien utilizadas en Exilium; no por ser acústico deja de ser oscuro y tenebroso, sobre todo al final, cuando la guitarra comienza a acelerar el ritmo y de fondo suenan eso gritos apagados, como si las almas pululasen alrededor de nosotros, lo que nos avisa que después de la calma vuelve la tempestad… The Splint Of Destinations es, en general, un corte de ritmos más pesados y lentos que los anteriores temas, aunque también cuenta con su tralla, comienza de menos a más hasta terminar de explotar.

Ya llegamos a la recta final, y encontramos Eidolon, tema que ya habían estrenado con un lyric video hace algunas semanas, y que es una de las piezas mejor estructuradas y trabajadas del disco, con un guitarreo muy técnico y elaborado, y una descarga sonora bastante embrutecida. Y para poner la guinda final, The Adamantine Doors, en el que nuevamente la brutalidad esta latente a lo largo de éste, y que acaba en un increscendo desde la mitad, donde, de nuevo, lo acústico es protagonista, al que se le van uniendo las voces corales y que aumenta de intensidad con los arreglos orquestales y el berrido del Averno de Beleth.

En definitiva, Exilium es un trabajo muy notable, más que sobresaliente, en donde se nota la madurez que ha ido adquiriendo la banda desde sus inicios, tanto en sus discos como en directo; un disco rápido de digerir y que incluso se hace corto de escuchar, que te hace tener ganas de darle al replay en cuanto acaba; un disco directo y brutal, que no se anda con chiquitas, y en el que destacan también las labores de producción y masterización del Sr. Cardoso y la compenetración que tiene con el grupo; un disco que les ha hecho llegar a ese equilibrio de mantener sus raíces de sonido extremo con la técnica y madurez de los músicos. Estais tardando en pillarlo!! Podéis hacer el pre-order del disco en AGR Online Store.